14:33:07

 

 

Este es

tu nuevo corazón

el que late pupilas adentro

el que se dilata bajo tu campera de jean gastada

y se revela

y sueńa

Este es

tu nuevo corazón

reconocido por generaciones

el que no late al pulso de su padre

pero sí con la sangre de su madre

el que se arrolla en un torrente silencioso

y pervive

Este es

y van con él

sintiendo

Este es

y van con él

viviendo

con él   con él   con él

tu nuevo corazón que pronto será viejo

tu nuevo corazón que renovará otra vez

la sangrienta nostalgia.

 

 

                IVAN  WIELIKOSIELEK  

 

                      31-8-97

 

 

En noches como estas en las que tengo tan poco para dar

casi siempre vuelvo caminando solo

por las mismas estrechas calles de la ciudad

rumbo a mi cuarto estrecho también

Generalmente está en el barrio la tristeza de los negocios que cierran

el cansancio de los hombres que vuelven del trabajo

o el alma de los chicos que estaban peinados de madrugada

y que ahora transpiran con el fútbol en las veredas

y algo así como la vieja pena de mi niñez a la hora del ocaso

me viene de a chorros cayéndose de a pique como un sol oscuro

y llenándome de noche el corazón

 

 

En noches como estas en las que no visito a nadie

casi siempre con las monedas contadas de los bolsillos

y descontadas de cualquier decente nivel de vida

compro dos botellas de cerveza y me las llevo a mi cuarto rentado

y cuando subo por las escaleras

tengo una mezcla de excitación y soledad lloviéndome de a cántaros

pero al final me gusta meterme en mi sucucho plagado de ruidos de colectivos

y abriendo una botella en las semipenumbras

teclear esta máquina

pareciera entonces que todo va bien pero por dentro hay luz roja

y la voz de siempre que me dice

"sos un miserable" "sos un miserable"

 qué más que los impulsos muertos y la sangre coagulada

qué más que besarle la cara a la oscuridad y a la desidia

qué más que beber cada noche mi cáliz de perdición como un muertovivo

qué más que escribir cartas sangrantes a los amigos que están lejos

qué más que desear la vagina aceitada de cada mujer decente que pasa

qué más para ser un poeta por las noches

qué más

 

En noches como estas en las que me enfermo de desolación urbana

la sonrisa de La Colorada vendiéndome el pan

me parece una muestra de afecto que no merezco

mientras peina a su hijo y me mira con sus ojos de mujer

yo me siento bastante poca cosa al imaginármela desnuda

sentándose sobre mis faldas balanceándose

pero generalmente termino encerrado acá

esperando que alguien toque el timbre del portero

para invitarlo con cerveza o con el trasnochado vacíos de mis ojos

o con el olor de mi ropa engrasada por el tedio de la ciudad

o a caminar por los puentes de hormigón armado en el muelle del río

En estas noches

la vieja pena de mi niñez resucitada

es la única cosa que me grita algo en el silencio

Las ventanas de este barrio siguen huecas como nichos.

 

 

       IVAN  WIELIKOSIELEK  

1997

 

 

 

 

 

MI PADRE EL QUE VA MOLIDO

 

 

Mi padre

el que va molido rumbo al cementerio

el que va partido por el camino de los viejos troncos aserrados por

            leñadores

el que va desarmado rumbo a una chacarita de almas y de huesos

el que va hecho polvo porque ha sido un hombre y no está redimido

el que va hecho barro seco porque ha muerto y no está resucitado

el que va hecho arcilla cocida hecha polvo

arena de los tiempos en su bajo vientre agitando sus espermas

la simiente de mi sangre y de mis huesos

Mi padre

el que va rendido rumbo al patíbulo

el que será juzgado por los vivos y perdonado por los muertos

el que será condenado por su hijo niño y absuelto por ese mismo niño

            hecho hombre

el que será degollado con la hoz que guillotinó el sexo de su hijo

el que será crucificado en un madero hecho de troncos del pueblo y        

            vivirá más allá

Mi padre armazón de huesos concéntricos desembocando en un sexo

vacío

Mi padre calavera de mis sesos y sangre negra de mi agitada sangre

Mi padre

el que va degollado rumbo al matadero

el que va desangrado rumbo a la cópula de los muertos

el que va helado con su cuerpo sin sangre entre los cuerpos de los

            muertos

Mi padre con el viejo aroma a pinos y a jazmines

Mi padre con su cabeza de cabello azabache coronada de flores

Mi padre es el que me llama después de la medianoche cuando mi

            cuerpo de niño duerme en las penumbras

Mi padre es el que ha muerto pero aún necesita torturarme porque

            lo necesito

Mi padre es el que ha matado a mi padre cuando cumplí los siete

            años

Mi padre con una guadaña de ferrocarril cercenando sus partes

Mi padre con una hoz clavada en punta bajo su vientre me mira desde

            el más allá

Mi padre

el que va perdido rumbo al gran foso de la noche ojo ciego del vacío

el que va hundido en la tierra húmeda de bielorrusia y de mi pueblo

            ojo ciego del vacío

el que va adormecido en el traqueteo del carro fúnebre por las calles

            de tierra del ojo ciego del vacío

Mi padre boca húmeda que pronuncia mi nombre con asco

Mi padre manos de asesino que se aferran a mis manos porque

            necesitan matarme y necesitan que lo vuelva a esta vida

Mi padre hoja seca quemándose en el cavario de sus huesos

Mi padre sexo masturbado en soledad en caída libre contra el ocaso

 

 

Mi padre ojos negros lustrados de oscuridad india y eslava clavándose

            de odio contra los ojos de niño de su único hijo chiflado de

            nacimiento

Mi padre sostén servil para su propio padre y carne de dolor para los

            Derrotados

Mi padre quien no ha muerto en mí y es una voz como un cánceren

            mi alma

Mi padre que me odia y me necesita y me aborrece y me redime

Mi padre

el que va transido rumbo a la muerte de cada noche en lo más hondo

            de mi consciencia desposándose en un orgasmo con La Peste

            que tiene las formas de las nalgas de mi madre

Mi padre rodando calles abajo

hundido varias vidas abajo

cayendo tantas muertes abajo

Mi padre con un pañuelo ensangrentado de ir al dentista se ahorcó

            anoche

y su cabeza coronada de flores es como un busto de negro azabache

Mi padre el que se fue

Mi padre…

 

 

Ahorcado de pena bajo las ramas de los abedules

Ahorcado de culpa como un condenado a despreciar a su hijo en esta

            vida

Ahorcado de odio contra la simiente de sus huesos

Ahorcado de asco contra el rostro de su hijo

Ahorcado de furia con sus nudosas manos como el nudo de una horca

Ahorcado de crimen con su sangriento trapo rojo

Ahorcado de vértigo y de hambre sexual por las mujeres de mi pueblo

Ahorcado de vibración sensorial en su bajo vientre con espermas a

            mil grados de enfermedad

Ahorcado de miedo de pánico de hambre de NADA

Ahorcado de infinito hecho deseo condensado

Ahorcado de tristeza eslava que busca el caos desenroscándose al

            vacío

Ahorcado de dolor por lo perdido y por lo que nunca más vendrá

Ahorcado de vergüenza por lo que sembraron sus huesos

Ahorcado por su niñez trastocada en quilos de leña cargados sobre

            sus hombros de siete años bajo los golpes de su padre y la

            renuncia de su dignidad

 

 

Mi padre

el que me decía que de niño iba remendado al colegio y de alpargatas

            entre los chicos del pueblo

Mi padre

el que varias veces me golpeó y también golpeó a mi madre y la violó

            reiteradas veces ante mis narices

Mi padre

el mismo que alguna vez lloró ante mí mostrando sus hondos ojos

 

 

            azabaches cuando ante nuestros ojos helados de julio había

muerto su padre simiente de sus huesos y de mi tristeza

llevándose a la tumba sus ojos grises de bielorusia

Mi padre se ahorcó anoche

con un sangriento trapo rojo de asfixiar animales

con un sangriento trapo rojo de detener hemorragias

con un sangriento trapo rojo en donde puede envolverse aún su rojo

            corazón

como el hígado de una vaca

como las vísceras de una gallina destripada

como la vulva de mi madre sangrando en el parto

Mi padre con sus impulsos del sur y sus ojos asesinos y su mirada de

niño apaleado

Mi padre con todo su asco hacia mí y a las familias

se ahorcó anoche

Mi padre

el que va molido rumbo al cementerio

 


     IVAN  WIELIKOSIELEK  



 

 Iván Wielikosielek nació en Villa María (Cba) em 1971 Publicó los volúmenes de poesía Versículos (1994), Tierra negra de los muertos (1995), Album Doble (1996) y los relatos Almas Mediterráneas I y II (1995) y Desarmadero de hombres (1998). En marzo del 2001 se editó su primera novela, EX.