QUASI UNA FANTASIA
Esercizi per pianoforte

 

 

 

Ven, te espero.
Siempre te esperé.

Desde que, muy niña, te trepabas sobre mí,
siempre he sido tu cómplice dispuesto.

 

 

Ven, acércate.

Sé que estás triste,
apóyate en mi hombro.
O siéntate aquí enfrente.

Hoy mi alma tiembla de jazmines

y nada puede acrecer mi intensidad
como el roce de tus dedos.

 

 

Ven, libérate.

Ya sabes cual es mi tesitura,
concéntrate en scherzos y tocatas.
Yo produciré vibratos

y tú te mecerás con esos tempos.
Después ensayaremos un adagio,
un andante, un vivace
.

Yo te entregaré el mejor glissando
y volarán tus manos,

y ambos seremos fusas y corcheas
y
trinos y arpegios y silencios.

 

 

 

 

 (de "FUEGOS EN FUGA" 2013)

       

 

 

 

 

OPHIR

 

 

                                  .. .la misma luna que encantara Babilonias
                                               de vidrio y pedrerías.

                                                         MANUEL RUANO

 

 

 

Aquí estoy, Ophir, en estos pedregosos páramos
donde alguna vez alzaste tu ciudad perdida.
Aquí, donde el sol iluminaba tus prodigios

y la luna brillaba poderosa, enorme

como un enorme gong de plata.

 

 

El viento del destino ya no agita túnicas de seda,
ni ahonda silbos entre vasijas de oro,

ni remonta el pregón de mercaderes de manjares

                                                           y de vino.

 

 

No te asombres, Ophir.

Quién mejor que tú para saber

que el vino corre hasta que se secan los viñedos,
y que el fulgor de ajorcas de oro y cascabeles
termina por encandilar la vista de los elefantes
que, ciegos, destrozan las praderas.

 

 

iAh,Ophir!

De nada han servido las loas del Sumo Sacerdote,
ni
los cánticos virginales de Sacerdotisas,

ni sacrificios sagrados ofrecidos a los dioses.

 

 

Y nada ha quedado, Ophir.

Sólo piedras repetidas en el fuego de los siglos.

 

 

 

 

 

(de "FUEGOS EN FUGA" 2013)

 

 

VERANO

 

                            Un cálido día azul

                           había brotado dentro de algo.

                                             SYLVIA PLATH

 

 

 

Salimos a parpadear el mar,
a aprehender la fronda,

a flotar altiplanicies,

a empaparnos de duraznos.

 

Somos un manojo de poemas,
pétalos, luciérnagas,

átomos de sal,

pámpanos agrestes,
alborozados grillos.

 

Pulsamos un violín salvaje

                      de rapsodas

y -efímera parodia

del vuelo de estorninos-
danzamos amuchados.

 

 

 

(de "FUEGOS EN FUGA" 2013)-

 

 

 

 

EN ABRIL

 

 

 

Te dejaré en abril.

Cuando espléndido aún
invoques el tiempo del verano,
comenzaré a dejarte.

 

Pronto

los peces irán tras la estela de los barcos
y el agua oxidará de olvido

                             palabras y conciertos.

 

Hay una historia detrás de cada historia,
un zurcido de sol entre las hojas,

un clamor de jilgueros en el alma.

 

Te dejaré en abril.

Me llevaré, ardientes, las arenas,
la luz,

el aquelarre de la piel,

el mapa de tus ojos
-helechos desbordados-,
la liturgia de las noches,
las alas compartidas,

el canto.

 

 

 

(de "FUEGOS EN FUGA" 2013) 

 

 

 

 

PERFILES

 

                   ... nunca hay que preguntar,
                       nunca hay que creer,

                          todo está oculto.

                           ANTONIO TABUCCHI

 

 

 

Llegas con el asombro de descubrir enigmas,

el susto aplastante de una aldea y la plata de su gallo,
el sueño enajenado por castillos de prodigio,
mistéricos jardines,

cenobios manuelinos.

 

Allá queda el poeta, sentado en la vereda,
con un baúl lleno de gente,

con los secretos de su monolito.

 

Quedan calles angostas y su magia de tranvías,
las resonancias del fado,

cicatrices de atroces terremotos

y elevadores con ensamble de acertijos.

 

 

 

 

(de "FUEGOS EN FUGA" 2013) 

 

 

 

 

 

RONDÓ DE PARIS

 

                                       París es una enorme metáfora.

                                          JULIO CORTÁZAR

 

 

 

París de la Cité profunda y celta,
de isla de Saint Louis,

gótica de Notre-Dame y gárgolas perpetuas.

 

 París, mapa de caracol,

de calles envueltas en llanto de caballos,

con casas coronadas de plomo y caravanas de conductos
que respiran tristes amarillos en la niebla.

 

París del Montparnasse que ahoga catacumbas.
Del albo Sacré-Coeur en lo alto de Montmartre.
De la Bastille de muros invisibles.

Del túrbido Saint Jacques.

De Orsay, andén devenido impresionista.
Del arco iris que eriza el Pompidou.

 

París de la Étoile,

de Champs-Élysées enfilados hacia el Louvre,
a su glasé de humo y humedad.

 

París de torre Eiffel, hierro y laberinto,

candelabro hueco que enciende la fiesta noche a noche
para pintar de vida, al fin, la Ciudad Luz.

 

 

(de "FUEGOS EN FUGA" 2013)

 

 

 

 

 

 

Gorrión

  

Yo quería cantar,

llenar de notas el silencio.

Con una voz de orfebre

trazar círculos y pájaros,

poner margaritas en la luna,

o una mata de escarcha en el infierno.

Quería cantar,

pero nadie ve la voz,

nadie percibe el aroma de un arpegio.

Cantar como la Pons,

ser Aída o Butterfly,

cortar con el filo de la noche

la loca envoltura de los sueños.

Yo quería cantar,

con el aire de las fusas

llegar en espiral hasta el destello.

Pero nadie ve a una voz

cuando muere de color,

ni hay un solo que resista

la disolución del fuego.

 

(del poemario "Espumas")

 

 

 

Avei  coæ  

 

 

No lo digas                                                     

esa no es la sombra violeta                          

de algún ciervo.                                             

 

De este lado hay una mesa                          

pero quemarás tus uñas                               

y arderán los peces                                       

antes de que encuentres un lugar.             

 

Hay herbaje en aquel techo                          

y nadie creerá                                                 

que cae como risas o tijeras                          

sobre las tablas de Homero.                        

 

De este lado                                                    

hay una estela blanquecina                          

y dos palabras ciegas que                           

de un solo tajo                                              

cortan corazas y plumones.                        

 

No lo digas                                                    

pero aún es posible que tu viaje                 

escinda las razones del océano.                   

                                                                                             

* Avei coæ:  “tener ganas”, en lengua genovesa

(del poemario "Alguien tiene un talismán")

 

 

 

 

Bajo la luz de una naranja

 

                             a R.G.B.                        

 

 

Ahí estás / haciendo piruetas

sobre el lomo de la isla

para que el espejo no se cuele entre tus pies

a la hora del crepúsculo.

Luego te inclinas en la punta corroída

donde la luna escarda peces

y cabalga por los huesos.

 

(Algo me dice cuánto pesa

imaginar el ave y machucarse los ojos

con la espuma a cuestas)

 

Al volver / te trepas a la danza memoriosa

y en la esquina del patio que redime a los almendros

dibujas una oda.

 

Aquí / con lluvia sobre lluvia sobre lluvia

y un sol que se quedó en naranja

mordemos nuestra sed

nos vamos devorando para no quedar sin aire

y haciendo como que no pasa nada

tratamos de inventar un sueño.

Pero sólo atinamos a implorar septiembre.

 

(de la antología cubano-argentina “Aduanas de Aire”)

 

 

 

 

 

 

Los  trinos

 

El límite es la piel.

Encallecida por los golpes,

por palabras,

y la andanada incontenible,

                               incontenida,

de injurias

que buscan sepultarnos.

 

El límite es la piel.

Hacia adentro, sordos pájaros

saludan la mañana,

limpian sus alas dibujándoles el vuelo,

y alertan al tigre soñoliento,

que otra vez tendrá que desgarrarse

para permanecer  enteros.

 

(del poemario “Alguien tiene un talismán”)

 

 

 

 

Marionnette

 

 

La herrumbre

se desprende como hojaldre.

Le petite marionnette

cantaba mi madre.

Balcones

escaleras.

Tricche tracche

decía mi padre.

Ojos hojaldrados

se desprenden como herrumbre.

Veo veo

¿qué ves?

Rejas país

clavos país.

Óxido sin horas

                     de un reloj perdido.

 

 

(del poemario “Suma y resta”)

 

 

 

 

Crêuzo da man

 

 

Aquí mi mano, en la pulpa del castaño,

palpando la piel y las palabras

para colgar del aire el sobrenombre,

la huella sumergida cifrada en las sirenas,

o aferrarme al viento azul, al hueco,

al canto de las nueve naves

y al último golfo de la rama.

 

Sangrando en los erizos

                           guardianes de la ofrenda,

pulpa del castaño, aquí mi mano.

 

 

 

Crêuzo da man: la “concavidad de la mano”, en lengua genovesa.

(del poemario “Suma y resta”)

 

 

 

A  contraluz

 

Mientras la luz arrastre el polvo de los gritos,

vidrios, números, un río, 

monedas...

Mientras alguien azuce a los amos del santuario

y ojos inocentes estrechen manos muertas,

buscaremos el fuego consagrado

que aleje a las máscaras tribales,

al gato entre la hierba.

 

Con los costados cosidos

y una estaca horadando las palabras,

como espectros al borde de lo humano,

recelosos del llamado de la flauta,

ulularemos sin voz

hasta que los dioses se aburran del espanto.

 

(de la antología cubano-argentina “Aduanas de Aire”)

 

 

 

Donde  crecen  las  palabras

 

                                                                                               

 

Yo conocí la tierra donde crecen las palabras:

brotan de raíces con contorno de otros dioses,

florecen con la madera,

se desgajan de las frutas.

 

Algunas rondan por los patios insulares,

escapan enredándose en las rejas

para no caer en la sombra antigua del aljibe,

ondulan por onduladas calles,

tejen tules de sueños

que buscan rincones en los pliegues de la sierra.

 

Destino de ave, otras cruzan en bandadas:

no las palomas de petrificado vuelo,

no las golondrinas quemadas en la antorcha;

son pájaros de sol,  ángeles al viento.

 

La noche las arranca de los parches,

iluminan resonancias

a golpe de ritmo y sangre.

Se agitan en cierta mirada milenaria,

estallan en la boca del heraldo,

y alborotan los lagos asombrados

para que la luna se atreva a capturarlas.

 

Yo..., yo conocí la tierra donde crecen las palabras.

 

 

(de la antología “Cuando salí de Cuba”)

 

 

 

 

 

 

 (c)Lina Caffarello

 

 

 

 

Lina caffarello

 

 

Lina Caffarello -Buenos Aires, Argentina- Ponente y representante en Argentina de la CIELE / ICWEL, Convención Internacional de Escritores en Lenguas Europeas (Málaga, España). Representante en Argentina de la revista antológica AIR (Málaga, España). Ha desarrollado comentarios críticos para Éditions Equi-Librio (Lyon, Francia) y reseñas de libros para la revista de literatura Tamaño Oficio. Desde 2006 hasta 2009 ofició de jurado permanente en los concursos internacionales organizados por Artesanías Literarias (Israel).

Poemarios:

Suma y resta (2003). Alguien tiene un talismán (2004). Espumas (2006). La ruta de los peces (bilingüe, 2007) y Círculos y pájaros (bilingüe, 2007- 2010, Madrid, España) traducidos al catalán por Pere Bessó.

Antologías:

Poesía: Premio Nacional Alfonsina Storni (1996). Cuando salí de Cuba (2000). Aduanas de aire (Santiago de Cuba, 2001). Argentina y sus escritores (2003). Clamor (2004 y 2006). Con buenas palabras (2006, Sevilla, España). Antólogía de Poetas Argentinos (2007-2008). Poesía, Cuentos y Vos (2012). Narrativa: Premio Nacional Horacio Quiroga (1996). Piel de sueños (Tributo a Antonio Tabucchi, 1997). Homenaje a Andersen -Tomo 3- (cuentos ilustrados por niños, La Habana, Cuba, 2004). CIELE / ICWEL (Málaga, España), ensayos bilingües traducidos al inglés por Mariette Cirerol: Libro 1 - Safo, aristócrata y mujer de letras (2003); Libro 2 - Gilgamesh, el rey eterno (2005); Libro 3 - Egil Skallagrimsson: vikingo, poeta y hechicero -literatura islandesa medieval- (2007); Libro 4 - El legado de los Celtas (2009).

Selecciones:

Muestra Siglo XXI, Prometeo 2005 y 2012 (Madrid, España); Exposición de Poetas Contemporáneos (York University, Toronto, Canadá -2006- y Carteton Unlverslty, Otawa, Canadá -2009-); Congreso de la Asociación
Canadiense de Hispanistas unido a los programas de las Naciones Unidas (New Brunswick, Canadá -2006 y 2012-), todos bajo el amparo de la Academia Iberoamericana de Poesía.       .

Distinciones:  

Certificado de Reconocimiento a la Labor Literaria, UNEAC de Santiago de Cuba (1999). Certificado por el Aporte a la Cultura Nacional, Municipalidad de Azul (2004). Beca Ayuntamiento de Málaga, España (2005).

 

Coordina el blog

El Escribidor:www.elescribidor.blogspot.com