"La ojera de las vanidades"

 

 1-

 

Es más fácil ser tontita

 

Apuntó

 

Y una lengua exultante

 

Saboreó cada página antes de devorarse

 

A Los hombrecitos de Jo.

 

 

 

2-

 

Dicen que soy Cursi

 

Lo soy? pregunta en el espejo

 

De la letra deformante

 

Y se ratonea con Alan Pauls

 

No soy Nadie

 

Sylvia tampoco fue Sylvia antes de hacer

 

Plaff.

 

Moriré piensa

 

En la incertidumbre

 

Como cualquier otra molécula

 

en las aguas del Mar Muerto.

 

 

 

 

 

 

 

3-

 

De entrada

 

Gras double 

 

Digerible lentamente en hoja

 

De blog

 

El ruiseñor, en plato principal

 

(Especie de poule au pot

 

Regado con mal vé local)

 

De postre

 

Canon exquisito en salsa queer

 

 

 

Es  sugerencia del chef

 

en medio de

 

la gran mancha de Eridanus.

 

 

 

 

 

4-

 

Junto mis huesitos

 

en la hoguera de las vanidades

 

porque según la abuela Jana 

 

nadie teje con agua del propio río

 

Nadie cruza él mismo

 

a nado el fuego

 

Nadie nada sabe

 

de las cosas que realmente

 

pasan en el mundo.

 

Tengo un esqueletito

 

que brilla en la noche

 

y me alumbra

 

Voy tras él

 

veré de reunirme con mi espalda

 

Huesito quemado y ceniza

 

seré carbón tizne tinta

 

hilo sin hilar

 

haré crochet con las memorias

 

de mi origen.

 

 

 

 

 

 

 

 "La fábrica de felicidad"

 

 

 

El amparo de la sombrilla

 

("gorda, cuidado con la arena")

 

Guarda vidas

 

Guarda costas

 

Al costo de juramentos de altar

 

Y atar

 

Colores y sombras

 

Que serpentean debajo

 

De los anteojos de no ver

 

Hablan de fútbol

 

Corvinas doradas

 

Pescan

 

Resignados el canto

 

De las sirenas que no

 

Sin brillo

 

Ni cuchillo

 

Ni espada en la cintura

 

Retan

 

al deseo que antes

 

les hinchaba

 

el pecho

 

Los niños milanesa no descansan

 

La sed, intacta.

 

("Gordo, hay coca cola")

 

Beber

 

Del cáliz que asoma

 

De la heladerita

 

El sol del mediodía

 

Perpendicular

 

El peor de todos

 

encara y seca

 

sus labios.

 

 

 

 

 

"Fotos de familia"

 

 

 

1-

 

Papi mataba un cordero

 

Cada cumpleaños

 

Los cuereaba y les sacaba despacito

 

El corazón

 

Delante de mí

 

Papi sí que sabía de vacas y caballos

 

A las vacas

 

Las miraba a los ojos

 

Y ellas permanecían impávidas

 

Pensando, vaya uno a saber qué.

 

A los caballos

 

Les acariciaba las patas con

 

Delicadeza y después,

 

Les daba una palmadita

 

Como podrían saludarse los viejos amigos

 

Papi me decía "nena, no se dice

 

puta"

 

Y yo aprendí con inocencia

 

De cordero

 

"pu, no….ta, no…-le decía-

 

Puta sí".

 

 

 

2-

 

Mami tampoco era inocente

 

Le retorcía el cuello

 

A una gallina

 

En un santiamén

 

Con la excusa del puchero

 

Una vez la vi llorar

 

Frente al despeñadero

 

De plumas

 

A lo mejor era nostalgia

 

Por las causas perdidas

 

O tal vez lloraba con lágrimas

 

Del pato

 

Que –estoy segura—amaba

 

 A la bataraza en el cadalso.

 

 

 

 

 

 

 

3-

 

Me caso para divorciarme

 

Y qué

 

Les dijo mientras María

 

se confundía

 

con las cenizas del Ave

 

y la guitarra

 

de Pablo Milanés

 

No ama quien quiere sino quien puede

 

Elegir/se

 

Con libertad

 

Más tarde diría Spinetta

 

Que buscar se parece a nada

 

Pero buscar siempre es mejor

 

Que morir de sed

 

Adoro lavar, planchar y

 

cocinar

 

Pero  todavía

 

Sueño con bordear

 

Lo marginal

 

Correr

 

El peligro de saber quién soy

 

Me caso, y qué

 

Les dijo y los hizo

 

Testigos de que todo

 

Futuro es imperfecto.

 

 

 

                                 (c) Norma Etcheverry

                                                                           La Plata, verano 2008

 

 

 

 

       Norma Etcheverry

Nació en Ranchos, provincia de Buenos Aires, y reside en La Plata. Estudió Periodismo en la UNLP y cursó en Humanidades materias de literatura y filosofía. A fines de los 80 participó, entre otros, con E.Tomaz, Caso Rosendi,  Rezzano, Patricia Coto, Carlos Ríos, Susana Dakuyaku, Ralveroni, de la Feria del Autor Inédito, un proyecto que llevó la poesía a la calle mediante la difusión de producciones artesanales en plazas y espacios públicos. Publicó "Máscaras del Tiempo" (1998) y "Aspaldiko" (2002), (Editorial Universitaria de La Plata). Colabora en la revista de poesía "El espiniyo", y  publicaciones del interior. Produce "Diagonal Converso", revistual breve que se distribuye periódicamente por correo electrónico www.diagonalconverso.blogspot.com . Ha participado en Talleres de escritura en la Casa de la Poesía de Buenos Aires (Coordinación: Alicia Genovese).(www.ovejasenlaniebla.blogspot.com)